Saltar al contenido
PlanetaRoedor.com

Ardillas

Acceder a información sobre ardillas

La ardilla es una especie de roedor de la familia Sciuridae. Su origen se remonta al Eoceno, concretamente en América, Eurasia y África. Hasta el momento se conocen cientos de especies diferentes destacando la ardilla europea, la voladora y la listada.

Aunque su anatomía y costumbres varían según la especie pueden dividirse en dos grupos: arborícolas y terrícolas. Con una cola gruesa y peluda, presente en todas las especies, esta está más desarrollada en las arborícolas. Cabe destacar su naturaleza altruista, en grupos se ayudan entre ellas y ante un depredador la que da la voz de alarma es el último individuo en huir.

[toc]

Características de las ardillas

Este roedor diurno y activo posee un olfato, vista y oído muy desarrollados de ahí su increíble agilidad y rapidez. Pasa la mayor parte del tiempo alimentándose y el resto del tiempo se prepara para el invierno almacenando comida de forma desmesurada. Este animalito disfruta royendo, trepando y escarbando todo lo que encuentra a su paso.

Características de las ardillas
Principales características de la ardilla

Como características generales a todas las ardillas, su cola sirve para mantener el equilibrio. A pesar de ver a este animal de forma solitaria en parques o bosques, lo cierto es que viven en colonias y son altamente territoriales. Inquietas y curiosas son extremadamente inteligentes, no cesan en su labor recolectora más que para escudriñar los alrededores y de nuevo seguir a su labor. Esto se conoce como la ‘mirada fantasma’. Y por último, en su mayoría llegado el invierno hibernan.

Poseen otras características que varían según la especie:

[listado] Longevidad: Entre los 10 y los 20 años.

[listado] Longitud: Desde los 7 cm de la ardilla enana a los 73 cm de la marmota alpina o 1,3 metros del carpincho.

[listado] Peso: Dependiendo de la raza, llegan desde los 10g de la ardilla pigmea a los 60kg del carpincho.

[listado] Madurez: Alcanzan la madurez sexual con un año.

[listado] Gestación: Entorno a los 30 días.

[listado] Crías por parto: Entre 3 o 4 crías.

[listado] Edad del destete: A las 6 o 10 semanas aproximadamente.

La ardilla como animal de compañía

Indicadas para dueños experimentados puesto que requieren un alto nivel de atención siendo imposible dejarlas a su aire por un largo período de tiempo. Es muy importante este detalle pues una vez habituada la ardilla al ser humano no podrá sobrevivir sola ni con miembros de su misma especie.

Al ser criaturas salvajes es importante adquirirlos jóvenes y provenientes de progenitores criados en cautividad, adaptados al ser humano.

Ardilla coreana en mano humana
Ardilla coreana mascota

Su alojamiento debe ser amplio y equipado para ejercitarse constantemente dada su naturaleza inquieta. Siendo además importante la higiene puesto que almacenan alimento y este puede descomponerse con el paso del tiempo. Además de su ubicación, en un sitio tranquilo lejos de olores fuertes o la luz directa del sol.

Al tratarse de roedores normalmente ansiosos o agresivos, no son apropiadas como mascotas para niños menores de 16 años o personas en edad avanzada. Aunque viven en compañía y son algo sociables, la adquisición de más de un ejemplar así como la convivencia con otros animales, podría acarrear estrés permanente en estos divertidos roedores y a la larga muchos problemas.

Razas y especies diferentes de ardillas

Hay una enorme cantidad de especies y subespecies diferentes de ardillas. A continuación listaré las más conocidas y las que más se puede ver como mascotas.

[lista] Coreana.

[lista] Roja.

[lista] Richardson.

[lista] Listrada.

Si necesitas una información más completa acerca de cada una de las especies de ardillas te recomiendo que visites este artículo: